HOTEL RURAL
Dotado de todas las comodidades modernas
 

El Cigarral del Pintor es un hotel rural dotado de todas las comodidades modernas; pero donde se han cuidado con mimo la decoración y el mobiliario, para conservar el ambiente típico toledano.

Se trata del primer Hotel Rural que se estableció en Toledo, y como tal, fue inaugurado en el año 2001. Fue construido por sus propietarios Ana y Luis Calero en el año 2000, y desde entonces ofrece sus servicios de alojamiento y celebración de todo tipo de eventos. Actualmente acaba de ser renovado y redecorado por completo por la propiedad en el verano del 2016 y abre sus puertas de nuevo bajo la dirección y gestión directa de la hija de los propietarios, Inma Calero, quien aporta una experiencia de más de 25 años en el trato personalizado a clientes, organización de eventos, protocolo y relaciones institucionales.

Sus Porches de piedra de musgo, combinados con el ladrillo de era, su amplia terraza con balaustrada de madera, sus ventanas con forja toledana y las tinajas de vino entre centenarios olivos, le permitirán descansar tras su visita a Toledo o preparar la visita del día siguiente, en el mismo entorno en que lo vivieron los habitantes de esta mágica ciudad a través de los siglos.

Con más de una hectárea de extensión y rodeado de olivos y encinas, sus espectaculares vistas y sus instalaciones perfectamente acondicionadas para el alojamiento de sus clientes, convierten al Cigarral del Pintor en el marco ideal para conseguir una estancia inolvidable.